El candidato a la presidencia de la Xunta de Galicia por En Marea

Villares propone un Instituto Galego de Crédito y una Renta Gallega de Ciudadanía

Patrocinado por Audasa-Grupo Itínere y Banco Pastor-Grupo Banco Popular

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 8 de septiembre. El candidato a la Presidencia de la Xunta por En Marea, Luis Villares, propuso hoy la creación de un Instituto Gallego de Crédito que “reconstruya un sistema financiero propio” y el establecimiento de una “Renta Gallega de Ciudadanía” que combata la pobreza y beneficie a las clases media precarizadas. Villares anunció este compromiso y otras medidas programáticas durante su participación en el 'Fórum Europa. Tribuna Galicia'.

Durante su conferencia en el citado encuentro informativo organizado por Nueva Economía Fórum, Villares señaló que promoverá “una economía al servicio de las personas y no de un casino financiero”. Tras acusar al candidato del PP, Alberto Núñez Feijóo, de presidir la liquidación del sector financiero gallego e impedir que se investigasen sus causas, Villares anunció que creará un Instituto Gallego de Crédito si consigue ganar las elecciones del 25 de septiembre.
 
“Seremos intransigentes en nuestro combate con la pobreza”, dijo al tiempo que prometía que promoverá una Renta Gallega de Ciudadanía que supere la Renta de Inclusión Social de Galicia (Risga) y haga frente a las consecuencias del desempleo y el empleo precario. “Rechazamos la figura del trabajador pobre que tiene salario pero no le llega para vivir”, apuntó.
 
Otra de las medidas de su programa pasa por “rescatar la sanidad pública de las privatizaciones”, empezando por “la recuperación” del nuevo hospital de Vigo, el Álvaro Cunqueiro. “El desmantelamiento de la sanidad pública” es, según Villares, “el rostro más siniestro de la Xunta de Feijóo”.
 
“La democracia no existe sin democracia política, cultural y social”, dijo antes de señalar que “la democracia no existe sin autogobierno” y que “el PP no se acaba de hacer a la democracia”. Prueba de ello es que “Feijóo vuelve a prometer las mismas competencias que en 2009”, por lo que “no hubo ningún avance de autogobierno en siete años”, lo que considera “una regresión sin precedentes”.
 
Según Villares, Feijóo cedió a las políticas centralistas de Mariano Rajoy. La consecuencia es que Galicia “pasó a ser gobernada como en la época preautonómica”. “Apostamos por una democracia en la que manden los ciudadanos y no oscuros consejos de administración”, comentó.
 
En su programa figura la paralización del calendario de aplicación de la Lomce, el freno al cierre de escuelas públicas, la gratuidad de los libros de texto, la eliminación de ayudas públicas a las escuelas que segreguen por sexo, la ampliación de la dependencia, el fomento de la producción renovable, el ordenamiento del suelo industrial, y el apoyo a las inversiones en I+D+i y a los sectores agrario y pesquero, entre otras medidas.

Evento relacionado: 

Galería